martes, 30 de julio de 2013

CUATRO ENTREVISTAS

Sólo fueron cuatro las ocasiones en que la vi, pero guardo un vívido recuerdo de las mismas: ella causó en mí una profunda impresión.
 
Así comienza este relato breve de Henry James en el que el narrador nos cuenta sus cuatro encuentros fugaces con Caroline Spencer, una ingenua maestra de escuela de Nueva Inglaterra cuyo gran anhelo en la vida es viajar a Europa, para lo cual ahorra todo cuanto puede de su exiguo salario.
El viaje se producirá, pero será más una ilusión que una realidad, su llegada a L’Havre, donde está completamente encantada con todo cuanto ven sus ojos, supondrá también el final de su viaje, es como si hubiera tocado el cielo con los dedos y una fuerza extraña le impidiera seguir avanzando.
Sólo conseguira asomarse a ese soñado lugar, cuando sus pies se posan en el viejo continente, una mala jugada del destino, le obligará a regresar a Estados Unidos. Sus desgracias, derivadas de su ingenuidad y buen caracter, no han hecho sino comenzar, pero ella lo lleva con resignación y de manera abnegada.
 
 
 

4 comentarios:

  1. El ser demasiado ingenuo, siempre produce algún que otro contratiempo. Y eso es lo que pasó a la maestra de escuela Caroline Spencer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente es una caricatura de la ingenuidad.

      Eliminar
  2. Esta obra es un reflejo de su prosa perfeccionista y del análisis metioculoso de los personajes que en ellas intervienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. James era un maestro y lo demuestra en esta como en tantas de sus obras.

      Eliminar