lunes, 7 de agosto de 2017

LA VENTANA SECRETA

La vida de Mort Rainey (Johnny Depp), un escritor de éxito, no pasa por sus mejores momentos que digamos. Está atravesando un doloroso divorcio que ha degenerado en un asunto sucio y desagradable. Esta situación le sume en una grave crisis que le hace perder toda su energía y creatividad, al tiempo que bloquea su capacidad para escribir. Aún sabiendo que debería estar sentado ante la pantalla del ordenador intentando escribir algo o, en su defecto, haciendo algún tipo de ejercicio que le devuelva la inspiración, se pasa el día en su sofá favorito durmiendo mucho más tiempo del que está despierto.
Por si todo esto fuera poco, ante su puerta se presenta John Shooter (John Turturro), un psicótico que asegura que Rainey le ha plagiado y exige una satisfacción. A pesar de los esfuerzos de Rainey para calmarle, Shooter se vuelve cada vez más insistente y hostil, insinuando una forma de justicia que podría incluir el asesinato a sangre fría.
Obligado a jugar al gato y el ratón, Rainey descubre que posee más astucia y determinación de lo que nunca hubiera imaginado. Al final, parece que el escurridizo Shooter parece conocerlo mejor de lo que él mismo se conoce.


Basada en un relato de Stephen King titulado "Secret window, secret garden" ("Ventana secreta, jardín secreto").
Como en algunos otros de sus relatos, el gran creador de historias de misterio y terror, nos pinta a un protagonista que es recurrente ya en sus relatos: el escritor al que le cuesta encontrar la inspiración; recuerden la que quizá sea la adaptación más conocida de Stephen King, El resplandor, en la que el protagonista se va a un solitario hotel con su familia, precisamente porque espera que la tranquilidad que se respira allí, le ayude a escribir su próxima novela en la que no puede concentrarse. Pero entre los relatos del gran escritor, hay más ejemplos, a King debía resultarle divertido presentar al escritor con el síndrome de la página en blanco.


Por las críticas del film, uno se enfrenta a él con bajas expectativas, ya que no son demasiado halagüeñas, sin embargo ya adelanto que a mí, en líneas generales, me ha gustado.
Bien interpretada, con un John Turturro tan fiable como de costumbre y Johnny Depp que se desenvuelve sin demasiado esfuerzo aparente en su papel.
La película sabe mantener la tensión suficiente como para atrapar al espectador y quizá, por ponerle algún pero, declina un tanto en los cinco últimos minutos. Si hacemos caso a una frase que el protagonista le dice al sheriff: "En un cuento lo importante es el final", pues aquí fracasa, pero durante casi hora y media, creo que está a un buen nivel y es que los relatos del maestro son casi garantía de éxito, eso sí, hay que saber adaptarlos y pienso que, en líneas generales, el guión acierta en esta ocasión.
Muy entretenida.




2 comentarios:

  1. Buena novela y si la película, como dices, ha resultado fiel al libro, con esos actorazos tiene que ser muy buena. De las que gusto ver yo que cada vez veo menos cine.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bastante bien, es entretenida y mantiene la tensión del misterio y el suspense hasta casi el final en que flojea un poquillo.

      Eliminar